Las Médulas



Visita las antiguas minas de oro de Las Médulas
¿Sabíais que en la provincia de León existió, a principios de nuestra era, una de las minas de oro más grandes de España? Los habitantes del lugar, los astures, sacaban el metal para hacer joyas. Todo cambió cuando llegaron los romanos y conquistaron la zona. Comenzaron a explotar estas minas utilizando la fuerza del agua, lo que provocó un cambio radical del paisaje llamado Las Médulas. Hasta el 23 de marzo puedes pasear por este paisaje cultural en una exposición del Jardín Botánico
SARA MORENO
No hace falta salir de Madrid para visitar uno de los lugares más espectaculares de España: Las Médulas leonesas. Acercaos hasta el Jardín Botánico y podréis observar cómo quedó una zona de la Península después de que el Imperio Romano la explotara para conseguir oro.
Nos retrotraemos hasta los años 29 y 19 a. C. En esta época, el emperador romano Augusto llegó a España y la conquistó. En la zona del noroeste vivían los astures, que tuvieron que acatar las leyes y costumbres romanas. Muchas veces los romanos les obligaron a abandonar sus poblados, llamados castros.
La zona de Las Médulas estaba en una provincia llamada Hispania Citerior, cuya capital era Tarraco (la actual Tarragona), y el río que pasaba por allí era el Sil, que los romanos llamaban Minius.
Cuando los romanos llegaron allí, la vida de la población cambió radicalmente, porque el nuevo estado quería por encima de todo conseguir oro. Los astures también habían extraído oro de la zona, pero para hacer piezas de orfebrería.
¿Para qué querían el oro los romanos? Pues principalmente por motivos políticos e ideológicos. Con él hacían monedas que regulaban el comercio y la aristocracia podía exhibir su poder. Digamos que daba prestigio y poder, no sólo adornaba.
Entonces los romanos se lanzaron a sacar oro de Las Médulas. ¿Cómo lo hicieron? Tenían varios métodos, pero el que transformó el paisaje tal como hoy lo vemos es el llamado ruina montium. Consistía en derrumbar partes de una montaña de una sola vez.
¿De qué forma? Pues construían galerías, que inundaban con agua que traían por medio de canales. La fuerza del agua provocaba grandes masas de aluvión. Después lavaban la tierra hasta que encontraban el preciado metal.
De esta manera lograron modificar el paisaje de Las Médulas. Pero a partir del siglo III hubo inflación en el Imperio Romano, lo que provocó la crisis del sistema monetario. ¿Qué ocurrió? Pues que las minas dejaron de ser rentables y se abandonaron... hasta el siglo XIX.
Era necesario remover mucha tierra para lograr unas pepitas de oro
Hacía falta mucho trabajo para conseguir unos gramitos de oro. Tras la llegada de los romanos a la zona leonesa de Las Médulas, los mismos agricultores eran los que trabajaban en la mina. Pero no lo hacían por gusto, sino por obligación, para pagar los impuestos al nuevo Imperio.
En la exposición del Jardín Botánico pueden verse algunas joyas que la sociedad castreña hizo antes de la llegada de los romanos, como el Tesoro de Arrabalde, así como bateas que utilizaron para sacar el oro. Cualquiera podía dedicarse de vez en cuando a sacar oro del río. Muchos lo hacían después de las labores agrícolas.
Cuando llegaron los romanos, el Imperio se quedó con las minas de oro y todo cambió, hasta los asentamientos. Por ejemplo, las clases dirigentes vivían en un lugar llamado Las Pedreiras, y los que se dedicaban a la metalurgia se recluyeron en Orellán, muy bien recreado en la muestra.
El novelista Gil y Carrasco, en el siglo XIX, redescubrió este paisaje, incluido en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO en el año 1997.
Fuente: Aula del Mundo.
Ver mas........ Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...